Foros eldoblaje.com :: www.eldoblaje.com


       
Doblaje ON LINE - CPA Salduie

 

Fecha actual Jue Jun 30, 2022 11:39 am

Todos los horarios son UTC+02:00




Nuevo tema  Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
MensajePublicado: Lun May 09, 2022 12:58 am 
Desconectado
Usuario Master
Usuario Master
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 03, 2012 5:15 pm
Mensajes: 2044
Ubicación: En una galaxia muy, muy lejana
No hablo de sufrimientos por enfermedades, pérdidas familiares y cosas así, (pero quien quiera, que lo cuente también, puede ser interesante), sino de momentos de sustos, de estar verdaderamente acojonado.

- Cuando tenía 7-8 años, tenía una bici de estas antiguas GAC, nada de bicis de montaña a la que le cambias las marchas y esas cosas. Llevaba tiempo sin frenos, por lo que por la época la utilizaba para desplazarme por el pueblo, y procuraba no ir por sitios con mucha altura/ pendiente. Pues un domingo, mis padres estaban a una parcela que tenemos a unos cuatro kilómetros del pueblo, y tuve la mala idea de ir para allá, pese a que la carretera tenía ciertos tramos de bajada peligrosos. Iba con cuidado, cuando en un punto veo a dos perros que vienen como locos a por mí, juraría que al menos uno era un mastín, o sea unos bichos que flipas. Vi que había un tío al lado, que estaba cuidando ovejas, y de primeras me tranquilicé un poco, pero me doy cuenta de que el cabrón está azuzando a los perros contra mí. Era uno del pueblo que tenía algo de retraso, y nada, los perros que venían a toda hostia, cada vez más cerca, apreté todo lo que pude y cuando llegué a una bajada, los perdí ya de vista. En un momento dado, voy a una velocidad de pánico, y frenando como podía con los pies, creía que me mataba, pero se me apareció la virgen por vez primera :mrgreen:

- La segunda vez, fue bajando de La Peña de Francia, unos años después, y lógicamente ya con una bicicleta como dios manda. Es una montaña que tiene un monasterio y hay allí un mirador con unas vistas impresionantes, un sitio tan especial, que no hace ni falta que seas creyente para sentir que estás en un lugar casi místico. Me había costado bastante subir, no sé si sería la primera o la segunda vez, pero se me había hecho duro. A la hora de bajar, la bici va sola, apenas hay tramos que no sean bajada pura, tienes que tomar las curvas con cierto cuidado y poco más. Pero no sé cómo cojones, se me fue la bici, me hizo un derrape y casi me caigo. La sensación de pánico no se me olvida. Desde entonces, bajé siempre con mucho cuidado, todo mi grupo disfrutaba mucho de las bajadas, yo ya no.

- El tercer susto, en el pueblo, también de crío. Habíamos estado a bañarnos al río y fuimos a una zona de monte otros dos o tres amigos y yo. En un momento dado, me agarré a un saliente, no demasiado alto, para subir. Miro, y veo un puto bastardo enorme al lado. Pegué un grito y lógicamente me solté y me caí. Me hice unos rasguños en las manos simplemente, pero el susto del puto bicho, bufffff. Me dan mucha grima las serpientes, personalmente.


Arriba
   
MensajePublicado: Lun May 09, 2022 1:40 am 
Desconectado
Usuario Experto
Usuario Experto

Registrado: Dom Jul 09, 2006 6:39 pm
Mensajes: 526
Yo voy a ir de más reciente a más lejano.

Hace un año, el día antes de las vacaciones de Semana Santa, vi, metafóricamente y casi literalmente, la muerte venir de frente hacia mí. La carretera por la que voy a trabajar es la M-404, carretera secundaria, doble sentido, hay un cojón de curvas, camiones, ciclistas... Pues pasando Ciempozuelos y mientras escuchaba música, veo un coche que viene de frente hacia mí, adelantando a un camión. Dije "dios dios dios, su puta madre", mientras frenaba todo lo que podía y me intenté pegar al arcén. Encima, es una zona donde hay quitamiedos, por lo que no podía echarme más a la derecha. No sé cómo pasó, pero en el mismo ancho de carretera pasamos el camión, el coche que se le ocurrió adelantar en un tramo donde es imposible, y yo. No le dio tiempo a adelantar y pasó entre medias.

Mi segunda experiencia es parecida a la de kikesupermix2. Hace casi tres años me fui con la bici a la zona de Cercedilla y Navacerrada (no desde mi casa, sino que llevo la bici en el coche y estuve luego en bici por allí), y subí con mucho sufrimiento el puerto de Navacerrada, cosa a la que yo el doy mérito teniendo en cuenta que yo soy de bici en verano y ya, y que voy con una bici de montaña, ni siquiera tengo bici de carretera. La experiencia, cojonuda, ahora, el miedo que pasé bajando... tela. Era la primera vez que bajaba por una pendiente así, y ver que la bici se te pone a más de 50 km/h sin pedalear, sentir que la rueda de atrás empieza a patinar y que no frena, que llega la curva y no frenas, que estás apretando el freno trasero y la rueda derrapa... Yo solo pensaba "voy a salir disparado por la ladera o me voy a matar con el quitamiedos". En mi caso, es que era en cada curva. Solo pensaba "joder, cuando termino de bajar". El verano pasado volví (y este año repetiré) y me fue mejor, aprendí a manejar el freno delantero combinado con el trasero y bajé sin problemas.

Y la última que os cuento. Esta es de pequeño. En el piso donde vivía, mi vecino del primero tenía un pastor alemán. Yo vivía en un segundo. Un día, subiendo las escaleras, se abrió la puerta y salió el perro disparado hacia mí. Yo tendría unos 8 años y el perro se me abalanzó ladrando. Es que el perro puesto en pie era tan grande como yo! Recuerdo asustarme pero mucho, de cagarme vivo, y que el perro casi me tira escaleras abajo y todo. Eso provocó que tuviese pánico a subir a mi casa y a bajar (y no teníamos ascensor) y que tuviese un miedo horrible a los perros, ya fuesen grandes o pequeños. He llegado a ir corriendo (lo que ahora se llama running, vamos), ver un perro y cambiarme de acera. Recuerdo un día corriendo por un parque de estos con lago que el perro salió lanzado hacia mí y el dueño me dijo "eso es que te ha olido el miedo" y decirle "pues lo ha olido bien, porque he visto al perro como 100 m atrás y ya estaba acojonado". He de decir que en la actualidad tengo un perrete (bueno, es de mi hermana, que lo adoptó) y ahora soy más dog friendly, pero cuando veo un perro corriendo o ladrando, lo sigo pasando mal de quedarme totalmente bloqueado


Arriba
   
MensajePublicado: Lun May 09, 2022 8:47 pm 
Desconectado
Usuario Master
Usuario Master
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 03, 2012 5:15 pm
Mensajes: 2044
Ubicación: En una galaxia muy, muy lejana
Al menos no soy el único que baja acojonado cuando la bici va sola a toda leche :mrgreen:

Pikachu escribió:


Y la última que os cuento. Esta es de pequeño. En el piso donde vivía, mi vecino del primero tenía un pastor alemán. Yo vivía en un segundo. Un día, subiendo las escaleras, se abrió la puerta y salió el perro disparado hacia mí. Yo tendría unos 8 años y el perro se me abalanzó ladrando. Es que el perro puesto en pie era tan grande como yo! Recuerdo asustarme pero mucho, de cagarme vivo, y que el perro casi me tira escaleras abajo y todo. Eso provocó que tuviese pánico a subir a mi casa y a bajar (y no teníamos ascensor) y que tuviese un miedo horrible a los perros, ya fuesen grandes o pequeños. He llegado a ir corriendo (lo que ahora se llama running, vamos), ver un perro y cambiarme de acera. Recuerdo un día corriendo por un parque de estos con lago que el perro salió lanzado hacia mí y el dueño me dijo "eso es que te ha olido el miedo" y decirle "pues lo ha olido bien, porque he visto al perro como 100 m atrás y ya estaba acojonado". He de decir que en la actualidad tengo un perrete (bueno, es de mi hermana, que lo adoptó) y ahora soy más dog friendly, pero cuando veo un perro corriendo o ladrando, lo sigo pasando mal de quedarme totalmente bloqueado


El perro no llegó a morderte, ¿no?


Arriba
   
MensajePublicado: Mar May 10, 2022 7:28 pm 
Desconectado
Usuario Habitual
Usuario Habitual

Registrado: Jue Oct 22, 2020 9:57 pm
Mensajes: 93
Pikachu escribió:
Yo voy a ir de más reciente a más lejano.

Hace un año, el día antes de las vacaciones de Semana Santa, vi, metafóricamente y casi literalmente, la muerte venir de frente hacia mí. La carretera por la que voy a trabajar es la M-404, carretera secundaria, doble sentido, hay un cojón de curvas, camiones, ciclistas... Pues pasando Ciempozuelos y mientras escuchaba música, veo un coche que viene de frente hacia mí, adelantando a un camión. Dije "dios dios dios, su puta madre", mientras frenaba todo lo que podía y me intenté pegar al arcén. Encima, es una zona donde hay quitamiedos, por lo que no podía echarme más a la derecha. No sé cómo pasó, pero en el mismo ancho de carretera pasamos el camión, el coche que se le ocurrió adelantar en un tramo donde es imposible, y yo. No le dio tiempo a adelantar y pasó entre medias.

Mi segunda experiencia es parecida a la de kikesupermix2. Hace casi tres años me fui con la bici a la zona de Cercedilla y Navacerrada (no desde mi casa, sino que llevo la bici en el coche y estuve luego en bici por allí), y subí con mucho sufrimiento el puerto de Navacerrada, cosa a la que yo el doy mérito teniendo en cuenta que yo soy de bici en verano y ya, y que voy con una bici de montaña, ni siquiera tengo bici de carretera. La experiencia, cojonuda, ahora, el miedo que pasé bajando... tela. Era la primera vez que bajaba por una pendiente así, y ver que la bici se te pone a más de 50 km/h sin pedalear, sentir que la rueda de atrás empieza a patinar y que no frena, que llega la curva y no frenas, que estás apretando el freno trasero y la rueda derrapa... Yo solo pensaba "voy a salir disparado por la ladera o me voy a matar con el quitamiedos". En mi caso, es que era en cada curva. Solo pensaba "joder, cuando termino de bajar". El verano pasado volví (y este año repetiré) y me fue mejor, aprendí a manejar el freno delantero combinado con el trasero y bajé sin problemas.

Y la última que os cuento. Esta es de pequeño. En el piso donde vivía, mi vecino del primero tenía un pastor alemán. Yo vivía en un segundo. Un día, subiendo las escaleras, se abrió la puerta y salió el perro disparado hacia mí. Yo tendría unos 8 años y el perro se me abalanzó ladrando. Es que el perro puesto en pie era tan grande como yo! Recuerdo asustarme pero mucho, de cagarme vivo, y que el perro casi me tira escaleras abajo y todo. Eso provocó que tuviese pánico a subir a mi casa y a bajar (y no teníamos ascensor) y que tuviese un miedo horrible a los perros, ya fuesen grandes o pequeños. He llegado a ir corriendo (lo que ahora se llama running, vamos), ver un perro y cambiarme de acera. Recuerdo un día corriendo por un parque de estos con lago que el perro salió lanzado hacia mí y el dueño me dijo "eso es que te ha olido el miedo" y decirle "pues lo ha olido bien, porque he visto al perro como 100 m atrás y ya estaba acojonado". He de decir que en la actualidad tengo un perrete (bueno, es de mi hermana, que lo adoptó) y ahora soy más dog friendly, pero cuando veo un perro corriendo o ladrando, lo sigo pasando mal de quedarme totalmente bloqueado


Júntate conmigo. Si vienes a la aldea de donde es mi abuelo materno (Santaballa, Lugo, que es donde paso mis vacaciones) entonces sí que te cagas. Ahí los perros que hay (y hay unos cuántos) son verdaderas bestias, salvo excepciones. Los perros que hay en la finca de al lado de la de mi abuelo son para tenerles muchísimo miedo, como un día se suelten de la cadena que les tiene atados allí va a pasar algo. Por eso siempre es conveniente ir con una vara, ahora que lo mismo este año me compro en Amazon un aparato de esos para asustar a los perros y a ver quién acojona más, si los perros a mí o yo a ellos.

Yo personalmente les tengo pánico a las alturas, con lo que cuando paso por al lado de un edificio muy alto o por un puente paso las de Caín. Yo recuerdo además que cuando pasaba por el Puente de Vallecas de la M-30 (antes de que pusieran los benditos quitamiedos) lo pasaba fatal, sobre todo por la altura de las farolas, y cuando veía ese anuncio enorme de Schweppes que cubría la fachada del edificio de al lado.

_________________
Víctor Jara dijo: "Yo no canto por cantar ni por tener buena voz, canto porque la guitarra tiene sentido y razón, canto que ha sido valiente siempre será canción nueva". Yo digo lo siguiente: yo no escribo por escribir ni por tener la razón, escribo porque las palabras me salen del corazón, palabra que ha sido valiente siempre será palabra nueva.


Arriba
   
MensajePublicado: Mié May 11, 2022 12:28 am 
Desconectado
Usuario Master
Usuario Master
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 03, 2012 5:15 pm
Mensajes: 2044
Ubicación: En una galaxia muy, muy lejana
Al pueblo hace años que no voy, pero al menos cuando yo era pequeño, los perros campaban a sus anchas por la calle. Cerca de mi casa, tenían tres o cuatro sueltos siempre en una vivienda, a la puerta de casa, que era una misión casi suicida pasar por allí, se tiraban como locos a cualquiera. Había que dar siempre unas vueltas del copón por los putos chuchos.

Por cierto, acabo de acordarme de un gallo que tenía mi abuelo, que todos los nietos le teníamos pánico cuando íbamos a verle, se tiraba a picar y había que correr también, estaba loquísimo. Le picó a una prima y yo ya siempre, llevaba un palo y le tiraba piedras, pero que ni así se asustaba.


Arriba
   
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema  Responder al tema  [ 5 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC+02:00


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Ir a:  
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España