Foros eldoblaje.com :: www.eldoblaje.com


       
Doblaje ON LINE - CPA Salduie

 

Fecha actual Mar Sep 29, 2020 9:50 am

Todos los horarios son UTC+02:00




Nuevo tema  Responder al tema  [ 10023 mensajes ]  Ir a la página Anterior 1498 499 500 501 502
Autor Mensaje
MensajePublicado: Mar Sep 08, 2020 5:57 pm 
Desconectado
Usuario Master
Usuario Master

Registrado: Mié Oct 09, 2002 5:13 pm
Mensajes: 2325
Ubicación: The Boards(Las Tablas), Madrid
Allá voy con la decadencia disneyana.

De "101 dálmatas" no nos engañemos: lo que todo el mundo recuerda es el personaje de Cruella de Vil. Quizá porque Cruella y sus dos atontados secuaces son lo único que merece la pena ser recordado en esta película, que aparte de esto es un enorme salto atrás respecto a las anteriores. El uso de la xerografía, por justificado que estuviese por motivos económicos, estropea la animación. El diseño de los personajes humanos (con la excepción antedicha) carece del menor atractivo y el personaje de Nana parece reciclado de las hadas de "La bella durmiente". La historia no tiene el menor interés y en ningún momento llegas a sentir que Cruella suponga una amenaza real, pese a la crueldad de su plan. Es un malo muy bien diseñado y animado pero al que no se sabe sacar el menor partido. La animación de los perros tampoco tiene mucho que reseñar y a menudo copia a placer de "La dama y el vagabundo".

Si "101 dálmatas" se recuerda por un personaje, "Merlín el Encantador" se recuerda por una secuencia, la del duelo de magia entre Merlín y Mim, y una vez más, por el mismo motivo: porque es lo único que merece la pena recordarse de esta película. Esto, y el diseño de Merlín, antecedente de Albus Dumbledore según confesión propia de J.K.Rowling. En todo lo demás, ni la historia ni la animación (que además recurre a menudo a la técnica de la "animación reciclada" que tanto detestaban los animadores con talento de la Disney pero que el nefasto Woolie Reitherman tanto promovió, no porque fuera más barata -no lo era, por lo visto- sino porque era algo seguro) tienen mucho que destacar. Las canciones, para olvidar, por mucho que las compusieran los hermanos Sherman, que tan brillantes resultados obtuvieron en Mary Poppins. Y también para olvidar el desastre de la voz del joven protagonista, que dentro de una misma escena a veces tiene voz de niño y a veces no.

"El libro de la Selva" supone una mejoría respecto a las anteriores y no es de extrañar: Walt Disney la supervisó de cerca mientras el cáncer se lo permitió. Y es que Disney era mucho Disney y tenía más talento creativo que muchos artistas más prestigiosos. La animación vuelve a mostrar un buen nivel creativo (y además, no recicla animación de películas anteriores), visible por ejemplo, en el diseño de Shere Khan (sólo a Disney podía ocurrírsele el dibujar un tigre con la cara de George Sanders y sólo los animadores de Disney podían lograr algo así de modo que quede bien, por poner un ejemplo). Los personajes resultan realmente memorables (mención especial para ese Baloo al que da vida y cara Phil Harris, que, como veremos, Disney recicló en las películas posteriores), y pasas un buen rato viéndola. Lástima que la blandura que impuso Disney en sus producciones se impusiera también aquí, quitando todo lo que pudiera espantar al público, pero qué le vamos a hacer. Yo creo, en este sentido, que el personaje de Baloo debía haber muerto de verdad: era eso lo que pedía a gritos la lógica interna de la historia.

"Los aristogatos", aprobada por Disney pero sin que llegara a tiempo para influir en ella, es otra caída en picado. Es básicamente "101 dálmatas", pero con gatos. Phil Harris vuelve, para hacer un personaje que es básicamente un Baloo gatuno que por momentos parece que vaya a ponerse a cantar "The Bare Necessities". El malo es de risa (y una vez más es un malo "blandito", que ni siquiera quiere ahogar a los gatos), la historia carece del menor interés, la animación es puro reciclaje. Con una excepción: la pareja "gay" de perros Napoléon y Lafayette (vale, no es una pareja "gay" pero tendréis que reconocer que se comportan como si lo fuesen), que nos proporciona los únicos momentos realmente memorables.

Y "Robin Hood", basada en dos proyectos descartados de Disney sobre el zorro Reynard y el gallo Chanticler, representa el nadir creativo de la Disney "tradicional", por más que en IMDB sea la mejor valorada (me pregunto por qué). La historia carece del menor interés (y encima está pésimamente narrada); el malo es una vez más de risa (y el que se chupe el dedo como un bebé lo hace más de risa, es claramente un malo "blandito", adaptado al gusto del público infantil); el diseño de los personajes a menudo copia descaradamente de películas anteriores (ese Little John que es en todo Baloo hasta en la voz, una vez más Phil Harris; ese Sir Hiss que es una copia de Kaa, ese Príncipe Juan que tanto recuerda a Shere Khan); la animación recicla en masa de películas anteriores...Un desastre, salvo el trabajo de Peter Ustinov y Terry-Thomas dándoles voz al Príncipe Juan y a Sir Hiss respectivamente.

Para mi siguiente post, la etapa Ron Miller (cuando el yerno de Disney estuvo al frente), que aunque empresarialmente fuera desastrosa, no lo fue artísticamente, y en ella tuvimos tres películas muy reivindicables: "Los rescatadores", "Tod y Toby" (sobre todo esta) y esa rareza que es "Taron y el caldero mágico".

_________________
"Muchos críticos de hoy han pasado de la premisa de que una obra maestra puede ser impopular, a la premisa de que si no es impopular no puede ser una obra maestra"

Gilbert Keith Chesterton


Arriba
   
MensajePublicado: Jue Sep 10, 2020 6:44 pm 
Desconectado
Usuario Master
Usuario Master

Registrado: Mié Oct 09, 2002 5:13 pm
Mensajes: 2325
Ubicación: The Boards(Las Tablas), Madrid
Dicho y hecho. Allá va.

"Los rescatadores" representa una mejoría enorme respecto a sus dos desdichados antecesores, tanto en la historia (que hacía tiempo que no estaba tan cuidada), como en los personajes (que despiertan genuino interés) como en la animación, quizá porque Reitherman no influyó tanto y en cambio entraron en escena animadores de nueva hornada como Don Bluth, al que, lamentablemente, Disney no supo retener (parecido a lo que ha pasado hace no tanto con el gran Glen Keane, bien por Netflix por atreverse a financiarle su nuevo proyecto, ese "Over the moon" que tengo muchas, muchas ganas de ver). La villana Medusa, sin llegar a la altura de las madrastras de Blancanieves y Cenicienta, la Reina de Corazones, Maléfica o Cruella (sobre todo por un diseño poco creativo), sí resulta adecuadamente maligna y sobre todo sí se le saca partido, cosa que hacía tiempo que no pasaba. La niña Penny no resulta repelente, y se saca muy buen partido de la premisa de que los Rescatadores sean ratones en medio de un mundo de humanos (cosa que, en cambio, no ocurre con una película que tanto le debe a esta, me refiero a "Basil", de la que hablaré en el siguiente post). Merece mejor fama de la que tiene.

"Tod y Toby": película necesitada de una urgentísima reivindicación. La animación muestra una elegancia y una sutileza que hacía tiempo no se veían en Disney (fruto una vez más de la nueva hornada de animadores, incluyendo a gente como Glen Keane, Mark Henn, Rubén Aquino, John Musker, etc., muchos de ellos despedidos luego con cajas destempladas), recordando a veces a ese clásico indiscutible que es "Bambi". La historia muestra una solidez dramática pocas veces mostrada en Disney, sin necesidad de "malos", además, y para rematar, sin facilonas moralejas reaccionarias (como las pelis Disney del pasado) o políticamente correctas (como las del presenta). Todo lo contrario: se enseñan buenas lecciones vitales al público infantil, que son fácilmente aplicables a situaciones diversas, ya sean razas en conflicto, ya sean naciones en conflicto, ya sean culturas en conflicto, ya sean religiones en conflicto, etc. Lástima que (blandura Disney obliga) no se atrevieran a
como la historia exigía a gritos (esta fue una de las razones de la marcha de Don Bluth).

"Taron y el caldero mágico": es básicamente un gran "pudo haber sido", de no ser por la lamentable interferencia del recién nombrado Jeffrey Katzenberg (que puede que reflotara económicamente la Disney pero artísticamente acabó arruinándola del todo), el cual entre otras cosas recortó presupuesto y ordenó cortar doce minutos o así de metraje. Quizá también se cometió un error de querer encajar a toda costa la (según tengo entendido) compleja mitología de los libros originales en ochenta minutos de película. Lo que queda, sin embargo, es un gran despliegue de imaginación visual y un loable intento de hacer algo distinto a lo de siempre, sobre todo en el tono (que incluye momentos de puro terror que no se veían desde "Pinocho", concretamente, la escena de los muertos vivientes saliendo del caldero negro).

Para el próximo post, la etapa Katzenberg-Eisner-Wells, que va desde "Basil el ratón superdetective" a "El rey león". Adelantaré que considero "La sirenita" muy preferible a "La bella y la bestia", que considero "Basil el ratón superdetective" divertida pero intrascendente, que "Oliver y su pandilla" es un desastre, que "Los rescatadores en Cangurolandia" es muy reivindicable (salvo el absurdo y ridículo título español, ¿qué problema había para decir "Los rescatadores en Australia", pues eso es lo que significa "Down Under"?) y que "El rey león" es una obra maestra total y absoluta.

_________________
"Muchos críticos de hoy han pasado de la premisa de que una obra maestra puede ser impopular, a la premisa de que si no es impopular no puede ser una obra maestra"

Gilbert Keith Chesterton


Arriba
   
MensajePublicado: Jue Sep 24, 2020 10:49 pm 
Desconectado
Usuario Master
Usuario Master

Registrado: Mié Oct 09, 2002 5:13 pm
Mensajes: 2325
Ubicación: The Boards(Las Tablas), Madrid
Allá voy con la etapa Katzenberg:
-"Basil el ratón superdetective": aunque está bien considerada, en realidad no tiene nada de particular. Es básicamente un reciclaje de la fórmula de "Los rescatadores" (mundo de ratones paralelo al mundo de los humanos) pero sin sacarle apenas partido, al contrario de lo que sucedía en esa película (la niñita-ratona a la que hay que rescatar aquí, otra copia de los rescatadores, encima resulta de lo más abofeteable). Los ratones protagonistas están ya demasiado antropomorfizados, casi parece que la película bien pudiera haber sido protagonizada por personajes humanos y que si no se ha hecho así es porque los de Disney se pusieron en plan "hagamos animales antropomorfizados que es lo que se nos da mejor". La animación no pasa de correcta, quizá por el escaso presupuesto que tuvo. No obstante, el estimable diseño de Ratigan (y más si es con la voz de Vincent Price) y el buen ritmo con el que está narrada la historia hacen que se deje ver con gusto.
-"Oliver y su pandilla": puffffff. En esta película simplemente falla todo. Ni la historia, ni los personajes, ni el diseño, ni la animación, ni la música, ni las canciones, tienen el menor interés. Merece el olvido más completo.
-"La sirenita": o la diferencia entre poner al frente de un proyecto a alguien con talento artístico a quien le gusta lo que hace (Howard Ashman, verdadera alma de esta película), y a un ejecutivo que sólo busca diseñar científicamente algo que atraiga al público (el nefasto Jeffrey Katzenberg, posible perpetrador de "Oliver"). Esto, el talento de una excepcional cosecha de animadores forjada por los Nine Old Men años antes (que además contaron con un presupuesto generoso), el atractivo de la historia, las excelencias de la música (sin duda ayudó que la compusiera un viejo amigo de Ashman, Alan Menken, que, junto con él, logró hacer de "La sirenita" lo que querían los jerifaltes de Disney y trataron de hacer con "Oliver" sin conseguirlo, esto es, convertirla en un musical de Broadway, en lo que Ashman y Menken estaban muy versados) y muchas cosas más (¡ese inolvidable villano, la mefistofélica Ursula!) consiguen hacer de "La sirenita" una de las mejores películas de Disney de toda su historia.
-"Los rescatadores en Cangurolandia". Dejando aparte el ridículo título español, una película muy reivindicable, por más que en gran medida sea una mera repetición de "Los rescatadores". Sobre todo, por el inteligente uso que se hace de la naturaleza australiana. Lástima que el nefasto Katzenberg metiera la zarpa y transformara el protagonista inicialmente previsto (un niño aborigen, que es lo que pedía la historia) en un criajo blanquito y rubito, que consideró más "comercial" (¿cómo es que Disney Plus no pide disculpas por esto, que me parece verdadero racismo?).
-"La bella y la bestia": es la más prestigiosa de esta etapa, pero ni de lejos la mejor. Sobre todo, por culpa la temible guionista Linda Woolverton, que pasó por la trituradora una historia original que tenía muchísimas cosas aprovechables para el público infantil con el fin de meter su propia historia, convirtiendo a la atractiva protagonista del cuento de Madame le Prince de Beaumont en una esnob pedante e insoportable que mira por encima del hombro a todos los que le rodean considerándoles una panda de palurdos que no están a su altura (es decir, que no tiene ningún derecho a quejarse de que luego, cuando los necesita desesperadamente, no la quieran ayudar). Y también es la responsable de perpetrar ese ridículo villano que es Gastón, el cual (no me lo invento) es básicamente una caricatura de los antiguos novios de Woolverton. No es casualidad que la mejor parte de esta película (Bella y Bestia en el castillo) sea precisamente la que más se acerque al cuento original. Y probablemente, aquella en la que más se nota la influencia benéfica de Ashman, que a pesar de estar muriéndose de sida se dejó la piel para salvar este proyecto. Se salva gracias a las excelencias de la animación (esa Bestia, toda una maravilla de concepción, diseño y animación, verdadera obra maestra del gran Glen Keane al que en mala hora la Disney actual echó) y a la historia de amor entre Bella y Bestia, posiblemente, insisto, porque en ella interviniera mucho Ashman.
- "Aladdin": Aunque en muchos aspectos sea repetición de viejas fórmulas, lo que la eleva por encima de la media es ese Genio tan genial, mérito tanto del talento cómico de Robin Williams como del genio del animador Eric Goldberg (otro talento tristemente marginado por la Disney actual). Me gusta mucho más que "La bella y la bestia", aunque a veces le pesa demasiado el reciclaje de viejos elementos.
-"El rey león": Quizá porque el nefasto Katzenberg no se interesó nada por ella (estaba demasiado ocupado haciendo la que creía sería su obra cumbre, "Pocahontas), es una OBRA MAESTRA absoluta, en la que todo raya a gran altura: historia (sorprendentemente adulta), diseño de personajes (genial el maligno Scar, obra de otro talento al que Disney ha dado la patada, el excelente Andreas Deja), animación (que usa magníficamente del paisaje africano y combina equilibradamente un naturalismo que hace que los animales parezcan animales y la antropomorfización marca Disney que les da una expresividad que nos los hace cercanos), música (grande Hans Zimmer), canciones (y es que Elton John es mucho Elton John) y trabajo de voz. No sé si es la mejor de Disney, pero creo que podría considerársela como tal.
-"Pocahontas": Pensaba incluirla en un post posterior, pero he cambiado de idea. Diosss, esta película es simplemente INFUMABLE. ¿Cómo una animación tan maravillosa, fruto de un gran equipo de talentos, puede estar al servicio de una historia tan ridícula e inverosímil, de unos personajes tan planos y faltos de atractivo, con un villano de risa, y un discurso ideológico tan hipócrita y falso, además, en el que por no faltar no falta ni la Leyenda Negra? Del falseamiento de la historia (la auténtica Pocahontas no era una guerrera ni nada parecido, era una chiquilla que corría en pelotas por la plaza del mercado de Jamestown, que luego se bautizó como cristiana y tras casarse con un inglés vivió como una europea y no quiso volver con los suyos) no hablamos. Si querían contar una historia de indios y blancos colaborando, ¿por qué no contar la de los peregrinos del Mayflower, que sí tuvieron una buena relación con los indios?

_________________
"Muchos críticos de hoy han pasado de la premisa de que una obra maestra puede ser impopular, a la premisa de que si no es impopular no puede ser una obra maestra"

Gilbert Keith Chesterton


Arriba
   
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema  Responder al tema  [ 10023 mensajes ]  Ir a la página Anterior 1498 499 500 501 502

Todos los horarios son UTC+02:00


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Ir a:  
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España